¿Cómo colocar una cámara espía en casa?

Con el ajetreo de la vida actual, es muy común que pasemos mucho tiempo fuera de casa. Esto hace que no podamos vigilar correctamente lo que sucede en nuestro hogar ya sea con los pequeños o con nuestra pareja, recurriendo a opciones cómo son las cámaras espías para de esta forma tenerlo todo bien controlado.

Como colocar una cámara oculta

Colocar cámaras ocultas en tu hogar es una buena opción para tu seguridad, la de tu familia y la de tus bienes. Es muy común hoy en día utilizar un servicio de empleados para tu hogar, bien sea de limpieza, cuidado para los niños, cocineros u oficios que pasan por tu casa que no son de tu entera confianza.

Cuando tienes sospechas de alguno de ellos, tienes un problema que debes resolver y tener atado lo antes posible. Sobre todo si hay cosas que no te cuadran.

Sin embargo también puede ser que tengas dudas de tu pareja o incluso de algún familiar. Crees que hay cosas que están haciendo y te están ocultando.

Necesitas averiguar la verdad y para ello estás pensando en un dispositivo espía que te de más información, pero, ¿como son? ¿donde lo colocaras para que no lo vean?

Estas son las preguntas que tienes y cuyas respuestas vamos a dar en este artículo.

¿Que forma tienen estos dispositivos de espionaje?

Cuando buscas cámaras espías en internet vas a encontrar cientos de cámaras.  Esto es un lio, lo sé.  Solamente quieres una cámara que te permita tener seguridad que tus sospechas son ciertas y que te permita tener la seguridad que tienes tu casa bien protegida y vigilada.

Lo primero que debes tener en cuenta es que hay tres tipos de cámaras:

1) Cámaras Convencionales

Son las típicas cámaras que son totalmente visibles y vas a poder colocar en varios lugares percatándose todos de que están siendo grabados.

Estas cámaras son muy efectivas y podrás colocar varias en diferentes lugares de tu hogar: dormitorio, salón, jardín, pasillo, entrada,...

Cámara Tradicional

El problema de estos dispositivos es que son visibles, y esto quiere decir que si una persona quiere hacer algo "malo" sin ser descubierto, desde luego no lo hará en el lugar donde tengas la cámara.  Es lógico.

2) Cámaras Encubiertas

Es el mismo tipo de cámaras que hablábamos anteriormente pero escondidas en un objeto convencional.

Aquí es donde somos especialistas nosotros y tras más de una década han pasado cientos de modelos diferentes.

Cámaras encubiertas en relojes de pared, relojes de escritorio, enchufes, cuadros, altavoces, bolígrafos, mecheros, llaveros, routers, estaciones meteorológicas...., y otros muchos objetos donde se puede poner una mini lente.

Estación con Cámara

La mayoría de dispositivos tiene una batería interna que le hará aguantar un determinado tiempo limitado.  A menor tamaño menor batería le cabrá y por lo tanto menos aguantará el tiempo de autonomía.

También existe la posibilidad de conectarlo a la corriente y tener autonomía ilimtada, como es el caso de los relojes de escritorio, una lámpara de escritorio o un enchufe cargador usb.

Este tipo de cámaras son perfectas para colocar en diferentes lugares de nuestra casa y no llamar nada la atención, sobre todo para personas que no conocen la casa.

El problema de este tipo de objetos es que es un objeto nuevo, es decir, si tu intención es tener vigilada a tu pareja quizás cuando pongas un producto nuevo pueda saltarle la curiosidad.  En estos casos tienes las cámaras siguientes.

3) Cámaras DIY

Este tipo de cámaras es perfecto para que las camufles donde tu lo consideres adecuado, es decir, podrás hacer tu propio escondite y colocarlas donde tu consideres que puedan estar más ocultas.

Personalmente considero que son las más útiles y efectivas y podrás variar de lugar sin llamar la atención.

Colocarlas en el aire acondicionado, en un armario, en el interior de una caja de pañuelos o incluso detrás de un cuadro será solo cuestión de un poco de maña.

Cámara en un armario

¿Cómo y donde colocar cámaras espías?

No hay un método común para todos.  Cada casa es particular y cada cual tiene un problema diferentes.  Por esto es diferente tu casa que la del resto.  Tienes objetos distintos, estancias diferentes, gustos y ocios particulares.

La respuesta más obvia sería ocultarla en un sitio de poco uso como por ejemplo una estantería que todos tenemos. El problema es que en muchas ocasiones donde se puede poner una cámara espía está lejos de donde verdaderamente pasa la acción.

Asimismo, la mayoría de las cámaras espía camufladas necesitan tener un rango de espacio para poder captar las imágenes que deseamos.

¿Cómo esconder una cámara en una habitación?

Uno de los lugares donde más personas quiere colocar una cámara oculta es en una habitación.  No pienses mal. Los motivos pueden ser varios desde conocer si tu pareja te es infiel hasta saber si tu hijo está estudiando en su habitación.

Lo primero que debes pensar cuando quieres utilizar cámaras ocultas para tu casa, es la cantidad de tiempo que necesitáis grabar. Esto se debe al distinto rango de autonomía y memoria que cada cámara tiene y que afecta directamente el propósito con el que la usáis.

El tiempo de autonomía determinará el dispositivo que vas a necesitar en tu caso.

Esconder una cámara en la propia ropa

No es para nada sencillo esconder una cámara en la ropa, sin duda es uno de los lugares de más dificultad a la hora de esconderas.

En estos casos hay que distinguir dos supuestos. El primero es que la coloques en la ropa de la persona que quieres grabar, que este la lleve puesta, y que no se de cuenta que la lleva.  Para estos casos no te recomiendo ninguna cámara puesto que se notará y te descubrirá. Mira grabadoras de sonido que será mejor opción.

El segundo supuesto es que coloques una cámara en la ropa, pero estando la misma en la casa y sin que se la ponga la persona.  Con esto quiero decir que imaginate una chaqueta que tienes colgada en una percha, podrías por ejemplo colocar un boli en el bolsillo enfocando hacia el lugar que quieres grabar.

Poner una cámara espía en la ropa requiere una gran localización de cercanía y manipulación de la persona a grabar. Debes ser capaz de colocarlas en un bolsillo sin que lo noten. Igualmente, estas cámaras tienen un rango limitado de autonomía y de memoria. Esto quiere decir que si las dejamos en el guardarropa y pasa mucho tiempo antes de que ocurra lo que queremos grabar, estas podrían descargarse y no lograr el cometido.

Además, el mayor inconveniente de este tipo de cámaras es que también debéis tener en cuenta que no se muevan del sitio colocado. Al ser tan pequeñas, su lente podría ser obstruida y estando en un bolsillo u ojal de botón, la obstrucción podría presentarse comúnmente.

¿Cuál es la mejor cámara de vigilancia oculta para casa?

La mejor opción si hablamos de cómo poner cámaras ocultas es no tener que ocultarlas en realidad. ¿Por qué? Pues porque los niños juegan, hacen desastre y son curiosos, cualquier cosa fuera de lo normal llamará su atención.

Hay que hacerles creer que es un objeto común que siempre ven y que no despierte su curiosidad.

Para esto, recomendamos, que eches un vistazo a esta sección donde encotrarás cámaras ocultas en distintos objetos y además podrás visualizar en directo desde vuestro móvil. Nada estrambótico que pueda llamar su atención, siendo la mejor manera de cómo colocar una cámara oculta.

Saber cómo poner cámaras ocultas discretamente es la táctica clave

Aquí te hemos mostrado una serie de consejos básicos para colocar una cámara oculta, pero como sabes cada caso es un mundo por esto si quieres comentarnos tu caso particular lo puedes hacer.

Estaremos encantados de escucharte y poder aconsejarte lo mejor para tu caso.  Y recuerda tu confidencialidad está garantizada en todo momento.

Llámanos al 966410611 y te daremos el mayor consejo tras más de 10 años de experiencia y de forma totalmente gratuita.


Copyright Camaras-Espias.com © 2009 - 2021