Pregunta a un experto

Dejar una cámara en habitación sin levantar sospechas

 

Dejar una cámara oculta en una habitación sin levantar sospechas puede ser complicado. Especialmente si las personas que habitan dicha habitación se encuentran en su lugar de trabajo u hogar.

Camara Espia en Habitación

Si las personas tienen libre acceso a la habitación, es mucho más sencillo que puedan encontrar la cámara oculta en el cuarto y quedéis al descubierto. Sin embargo, cuando la necesidad de descubrir alguna conducta indeseada en parejas o empleados es imperante, esconder cámaras en distintas habitaciones puede ser la solución.

La pregunta es, entonces, ¿qué tipo de dispositivo usar y dónde podéis colocar cámara oculta en el cuarto sin ser descubierto?

 

¿Cómo elegir una cámara para ser escondida en una habitación?

Lo primero que debéis pensar cuando queréis utilizar cámaras ocultas en dormitorios u oficinas es la cantidad de tiempo que necesitáis grabar. Esto es importante porque no todas las cámaras tienen el mismo rango de batería y tampoco el mismo tamaño. Es común que algunas cámaras de mayor duración puedan ser un poco más difíciles de ocultar.

En ese aspecto, si estáis seguros que podéis recolectar la información necesaria en unos pocos minutos, la situación se facilita. La mayor parte de los dispositivos más sencillos para ocultar una cámara en una habitación tiene poca duración de batería pero pueden pasar desapercibidos fácilmente. En este aspecto nos referimos a las cámaras botón o micro cámaras que prácticamente podéis colocar en cualquier espacio y aun así no serán detectadas.

El problema de este tipo de cámaras es que también debéis ser muy cuidadosos con el rango de visión ya que, al ser tan pequeñas, su lente podría ser obstruido.

Por otro lado, si no sabéis cuándo ocurrirá la acción que deseáis descubrir, necesitáis una cámara cuyo rango de filmación sea mucho mayor. Algunas buenas opciones son las cámaras bolígrafo o las cámaras llavero, capaces de filmar por alrededor de 24 hrs y también muy sencillas de ocultar (podéis dejarlas a simple vista y pasarán desapercibidas).

Este caso, deberéis revisar el vídeo cada día hasta que encontréis lo que buscabais o simplemente desistáis.

Finalmente si lo que necesitáis es ocultar una cámara en una habitación para un monitoreo continuo, ya sea de la pareja o de un niño pequeño, la mejor opción son las cámaras integradas. Estas cámaras se ocultan en objetos cotidianos que van conectados a la corriente y pueden grabar de manera continua o enviar imagen a un dispositivo de monitoreo.

Este dispositivo de monitoreo puede ser un ordenador o móvil en el que podréis observar de manera constante sin ser descubiertos. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, necesitaréis indicar cuando queráis guardar el vídeo ya que, de lo contrario, necesitaréis gran cantidad de memoria.

 

¿Dónde colocar una cámara oculta dentro de una habitación?

Las opciones son muy variables y, como dijimos, todo dependerá del grado de conocimiento que tenga la persona a ser monitoreada; si tiene acceso a toda la habitación y además acostumbra limpiar y ordenar, es mejor optar por cámaras integradas.

Así, podéis colocarla dentro de un reloj despertador o un dispositivo de radio. Algunas un poco más costosas incluso se pueden ocultar en televisores. Otra buena opción para pasar desapercibidos en caso de querer ocultar una cámara en cuartos de libre acceso son las cámaras bolígrafo o llavero. Estas incluso pueden ser manipuladas sin que la persona se fije que está siendo filmada. La desventaja es que tienen un rango muy limitado de memoria y visión.

Si queréis un dispositivo más sofisticado, podéis usar cámaras ocultas en tomacorrientes. Estas cámaras requieren un mayor trabajo de instalación ya que debéis retirar el tomacorriente y adaptar los cables. También debéis ajustar la posición para garantizar que la cámara pueda capturar imagen.

En caso de que la habitación donde queréis ocultar la cámara se un despacho u oficina, podéis optar por la micro cámara y simplemente colocar en un libro o estantería. Por lo general este tipo de objetos se mueven con poca frecuencia por lo que es poco probable que levantéis sospechas. Asimismo, existen cámaras ocultas incluso en termos de agua, muy útiles para monitorear la actividad de los empleados en las salas de descanso, por ejemplo.

Si estáis interesados en conocer los mejores dispositivos para ocultar cámaras en habitaciones, os recomendamos echar un ojo a nuestras opciones. Contamos con todo tipo de cámaras ocultas y otros dispositivos tales como micrófonos espía, cámaras para vehículos e incluso cámaras que pueden ser llevadas en la ropa.

Espiar a otras personas mediante estos métodos no es una actividad que busquemos promocionar de manera recreativa. Sin embargo, es importante que en casos como los de violencia doméstica, abuso a infantes o robos en la oficina, podáis contar con un dispositivo de recolección de pruebas. No obstante, es importante que toméis en cuenta que grabar conversaciones o videos de personas sin su consentimiento es una actividad ilegal.


Copyright Camaras-Espias.com © 2009 - 2018