Con una cámara escondida sabrás hasta si te roban 90 céntimos

La instalación de sistemas de video vigilancia en un recinto, ya sea para uso personal o profesional, puede permitirnos ver todo aquello que acontece dentro de sus muros, desde escenas cómicas hasta otras ilegales, donde si no llega a ser por las prestaciones que ofrece una cámara escondida, nunca hubiéramos sido capaces de poder detectar el problema.

Al igual que existen empleados que abusan de la confianza y situación de la empresa para realizar actividades no permitidas, también debemos saber que algunas compañías abusan del poder que estos dispositivos de vigilancia proporcionan. Véase el caso de la siguiente noticia publicada por el Diario ABC, donde se procedió a despedir a un empleado que se llevó 3 bidones valorados en un total de 90 céntimos de euro.

Camara Escondida botellas 90 centimos

A veces, una cámara escondida puede resultar ser un motivo adicional para demostrar la culpabilidad de cualquier empleado que niegue aquello que se le recrimina, en otras ocasiones, también sirve como prueba para mostrar todo lo contrario.

Solución

Con las nuevas tecnologías y diseños con los que son fabricados estos pequeños dispositivos, se hace muy complicado identificarlos, por lo que una correcta ubicación y buen mantenimiento, podrían ser la solución ideal a cualquier problema que pudiera darse dentro del perímetro que cubren.

Estos pequeños equipos serán los encargados de velar por la seguridad de tu negocio o vivienda, por lo que te recomendamos que hagas tu elección apoyándote en nosotros y nuestro catálogo.


Copyright Camaras-Espias.com © 2016