¿Dónde esconder el dinero sin que te descubran?

Cuando decidimos ahorrar dinero la primera opción que de forma casi inmediata se nos viene a la mente es una institución bancaria cualquiera, pero la verdad es que muchas veces simplemente no queremos guardarlo en una de ellas o aunque tengamos una cuneta así como cierta cantidad en las mismas sólo queremos esconder algo de él a nuestro alcance, pero no al de otras personas. Y ahí es donde tiene inicio una diatriba bastante fuerte y es dónde esconder dinero de tal forma que se encuentre de fácil acceso para nosotros, pero que otras personas no sean capaces de detectar su ubicación con facilidad.

Ocultar dinero

Sitios factibles a la hora de esconder dinero sin ser descubierto con facilidad:

  • En el interior de libros: basándose en la posesión de una librería o estante amplio donde coloques tus libros y tengas muchos de ellos, puedes elegir uno en particular que no tengas problemas en recordar y así saber siempre donde lo colocaste, puede ser en una página en específico o simplemente en varias de ellas dentro de él. Es importante que no sólo logres recordar cuál fue el libro sino que no sea uno que llame la atención ni esté en las mejores condiciones, que no lo coloques a simple vista y evites sobre todo prestarlo. Un aspecto positivo de este escondite muy común en personas con el hábito de la lectura es que no todos se sienten atraídos a revisar los libros al entrar en un lugar y que al momento de alguien intentar hurtar algo, no es un libro el primer lugar donde buscarían.
  • En el interior de algunos productos ya gastados: bien sea el envase de algún perfume o dulce que haya venido en una presentación dentro de una lata o algo que posea una tapa, es un lugar más que ideal para guardarlo de forma compacta. Otro dato importante a considerar o tener en mente es colocarlo en el lugar donde lo usarías si estuviese completo, de lo contrario puede confundirse con basura y terminar directo ahí. Puedes también envolver tu dinero en plástico y así protegerlo de la humedad. Algunas veces tus ahorros pueden sorprendentemente pasar mucho tiempo guardados y según el entorno en el que se encuentre el envase y que tan hermético sea, terminar desgastados.
  • Dentro de piezas de vestir: es común que algunas personas decidan al momento de pensar en dónde esconder dinero, hacerlo en una prenda de vestir como chaquetas o un suéter en especial, pero la verdad es que esta no es una muy buena idea, generalmente terminan en la lavandería y el dinero se ve deteriorado o se sale de algún bolsillo o rendija donde se le haya introducido. Si es una pieza de vestir la elección, mejor usa una que sea más segura y donde de verdad nadie se imaginaría podrías tener algún dinero. Los cinturones son una opción que cumple con estas especificaciones, si se logra desprender un poco la parte que sujeta la hebilla al resto y mientras sean unos pocos billetes de alta denominación doblados cuidadosamente, habrías encontrado tu escondite.
  • Compartimiento para pilas o baterías: si tienes cualquier tipo de dispositivo electrónico que funcione a control remoto, necesitas colocarse entonces pilas o baterías para que funcione y es justo en estos ingeniosos y muy escondidos lugares donde puedes colocar tu dinero sin que nadie busque por él jamás. Ten en cuenta que es mejor que lo hagas dentro de un dispositivo que sea solamente de tu uso personal, como tu control de consola de video juegos o el de tu televisor, pero no el de la sala de tu casa por ejemplo, en el que cualquiera por querer colocarle un nuevo juego de baterías pudiese destaparlo.
  • En la parte superior de una puerta: extrañamente esta medida que puede sonar algo desesperada, es más común de lo que uno llegaría a pensar cuando se disputa en dónde esconder dinero, pero el hecho de ser incómodas de alcanzar tanto para otros como para nosotros, no sólo fomenta el ahorro sino también el factor oculto. Lo que se hace es abrir un pequeño agujero con forma cilíndrica en la superficie del borde superior de la puerta, no muy profundo, introducir el dinero y sellar con alguna tapa hecha de forma casera que pintes de forma similar a la puerta en sí.

Aunque las cajas fuertes para muchos sean la opción más obvia al considerar dónde esconder dinero, a veces no es tanto el dinero a esconder como para considerar una o simplemente se quiere tener un poco a un fácil alcance además de contar con esta opción, dinero que queramos mover más fácilmente en cualquier momento y es ahí cuando surgen estos en algunos casos inhóspitos lugares, pero bastante interesantes donde hacerlo.


Copyright Camaras-Espias.com © 2009 - 2017