Capacidad de grabación vs Autonomía Batería

Estos dos conceptos son muy importantes diferenciarlos, tenemos que tener muy clara la idea de que una cosa nada tiene que ver con la otra.

Capacidad de Memoria vs Autonomía Bateria

Entendemos por Capacidad de Grabación el tamaño que tenemos disponible en nuestro dispositivo para hacer las grabaciones.  En la mayoría de los casos la capacidad de grabación la determinan las tarjetas de memoria, microSD o SD, en nuestro caso al ser cámaras de reducidas dimensiones, suelen ser tarjetas microSD.  Actualmente estas suelen ser de tamaños de 4GB, 8GB, 16GB, 32GB y 64GB.

La mayoría de dispositivos admite tarjetas hasta 32GB, los últimos modelos están aceptando tarjetas de 64GB también siempre y cuando la tarjeta se formatee en FAT32.

Dependiendo de muchos factores como son la configuración de la resolución, la luz que le entre a la lente, la activación de la visión nocturna, los videos grabados ocuparán una determinada cantidad de capacidad en tarjeta.

Para hacernos una idea aproximada, no siendo esta una regla fija, cuando grabamos a una resolución HD de 1280x720p a 30fps, unos 15 minutos de grabación ocupa 1GB de memoria.  Si aumentáramos los fotogramas a 60 imágenes por segundo, seguramente nos ocuparía 10 minutos de grabación 1GB de capacidad, aunque esto dependerá como ya hemos indicado de varios factores.

Hay algunas cámaras que tienen la capacidad de grabar en formato de compresión H264 lo que nos hará que los videos se graben en alta calidad sin ocupar tanta capacidad de memoria.

Autonomía Batería 

Entendemos por Autonomía de Batería la capacidad que tiene el dispositivo para suministrar electricidad al dispositivo hasta que este se agote.

En el mundo del espionaje, se suelen utilizar cámaras con baterías tipo Li-po recargables.  La capacidad de autonomía suele variar mucho en función sobre todo del tamaño del dispositivo, contra más pequeño sea el dispositivo, menor tamaño de batería le va a entrar lógicamente.

Nuestros dispositivos suelen tener baterías que van desde 120 mAh hasta 3000 mAh.  Los relojes de pulsera por lo general suelen tener baterías de unos 250 mAh con los cuales tendremos una autonomía de 60-80 minutos por carga.  Los relojes de escritorio suelen llevar una pila de unos 2.500 mAh que les da una autonomía de unas 6-8 horas.

Hay muchos factores que hacen que un dispositivo consuma más batería como puede ser la activación de infrarrojos, la cantidad de luz que le entre a la lente, la grabación de imagen y sonido sincronizadamente,…

Como podemos apreciar los conceptos indicados son totalmente distintos por lo que debemos tener claras estas diferencias antes de adquirir una cámara oculta.


Copyright Camaras-Espias.com © 2016