LUGARES OCULTOS DONDE ESCONDER UNA CÁMARA

Hay situaciones en nuestra vida diaria que nos plantean la necesidad de poder captar en ese preciso momento en forma de grabaciones de video todo lo que está sucediendo, pero de una forma totalmente oculta. 

Esconder una cámara

Entonces es cuando nos preguntamos dónde podríamos colocar una cámara oculta. No se trata simplemente de tener la cámara más pequeña y ocultarla en el sitio más discreto posible. Tenemos que tener en cuenta una serie de factores para poder saber cuál es la situación ideal donde colocar nuestra cámara espía.

Datos precisos para saber el lugar adecuado

Necesitaríamos saber el tiempo que precisamos grabar, para poder elegir la cámara adecuada en función de la duración de la batería. Pues nuestra cámara podría estar escondida por ejemplo en un objeto como un reloj despertador o adaptador de corriente, y a la vez este objeto estar conectado a la corriente y no depender de la duración de la batería, si lo que necesitamos es mucho tiempo de grabación. O bien esconder una micro cámara del tamaño de un botón en un lugar de la zona que queremos vigilar, teniendo en cuenta la capacidad de batería que tendría este dispositivo y la que nosotros necesitaríamos. 

Para saber qué tipo de cámara deberíamos esconder, es muy importante el lugar donde queremos ubicarla, un despacho, un comercio, un dormitorio o quizás llevarla con nosotros encima. 

Dependiendo del lugar a vigilar, podremos optar por una cámara escondida en un objeto (llavero, bolígrafo, adaptador de corriente, reloj,…) o una micro cámara que escondamos nosotros mismos detrás o dentro de algún objeto, teniendo la suma precaución de que además de quedar totalmente oculta, tengamos suficiente campo de visión.

Por ejemplo, en un dormitorio tendremos pocas opciones dónde ocultarla, y más si la persona que queremos vigilar es alguien que conoce perfectamente el lugar. Entonces tendríamos que tener mucho cuidado en el sitio a elegir, o el objeto a incorporar con cámara integrada para que la persona a vigilar no sospeche de un objeto nuevo incorporado.  

Una buena opción para este caso podría ser un reloj despertador con cámara oculta , pues es un elemento que aunque se incorpore nuevo, siempre está presente en un dormitorio.

Si pretendemos colocar nuestra cámara oculta en otro lugar de nuestra casa, como pueda ser el salón o la habitación de los niños, podríamos contemplar una micro cámara del tamaño de un botón que podamos ocultar por ejemplo detrás de un cuadro, las cortinas o un juguete de la habitación de nuestros pequeños. Así como también una cámara que está escondida en un mando de televisión.

La mejor minicámara para ocultar

Por los más de 8 años de experiencia que llevamos vendiendo cámaras espia, la cámara más versatil para esconderla donde deseemos y que además tenga autonomía propia de más de 8 horas es la Mini Cámara 8 horas de Autonomía.

Minicámara 8 horas autonomíaEsta microcámara tiene menos de un centímetro y es flexible, con lo cual es adecuada para esconderla dentrás de unos libros, en las rejillas de aire acondicionado, en un macetero, etc. Cada cual en función de los objetos que tengan en casa y que deseen grabar tendrán que pensar cual es el lugar más adecuado para su colocación.  Además funciona con una mando a distancia para que la activemos cuando deseemos, pero es que además tiene detección de movimiento para que nos grabe en el momento que note que hay movimiento.

Ya ocultas en objetos

En cambio si queremos tener constancia de determinadas situaciones que pueden suceder en un despacho, oficina o entorno laboral, quizás podríamos pensar en cámaras que ya están ocultas en diferentes objetos que pasan también desapercibidos en dicho entorno, como por ejemplo un adaptador de corriente, un perchero o un termo de agua. O quizás esconder una micro cámara detrás de algún libro en una estantería o oculta en algún elemento de decoración o alguna planta. 


Copyright Camaras-Espias.com © 2016