Boli con cámara, un desafío a las dimensiones

Si hacemos memoria, comprobaremos como hace apenas un par de décadas la preocupación principal de todo detective era la de emplear dispositivos reducidos que apenas se pudieran detectar con el ojo humano, equipos que permitieran realizar un buen trabajo de la forma más discreta posible.

Detective con dispositivos espias pequeños

Ahora ese objetivo se ha transformado, ahora tenemos aparatos que pasan completamente por delante del objetivo y ni se molestan en sospechar. El boli con cámara es un claro ejemplo de lo que queremos decirte, ¿Crees que antes se podía incluir toda una cámara dentro de un pequeño boli, sin que éste sufriera variaciones en su diseño y peso? No cabía, y si se intentaba, mejor que no lo dejases a la vista.

Boli con cámara, la mejor decisión en tu espionaje

No te imaginas la cantidad de ventajas que proporcionan los dispositivos como éstos, capaces de ocultarse tras la máscara natural que le brinda un bolígrafo corriente, unas gafas de sol o un simple llavero para el coche. Lo interesante es que ya no hay que esconderse, ahora basta con llevarlo encima al encuentro para recoger toda la información, como si quieres dejar el boli con cámara encima de la mesa, junto a tu billetera. Nadie sospechará.

¿Sabes cuál es hoy en día la verdadera preocupación sobre este tipo de herramientas espía? Que las imágenes que graba sean las mejores y el sonido que recoja sea de gran calidad. Por suerte, ese requisito es fácil de conseguir. Te invitamos a que ojees nuestro catálogo, te sorprenderás.


Copyright Camaras-Espias.com © 2016