Empleados descontentos que roban datos, solución: Cámara escondida

No es nada nuevo que en una empresa exista siempre algún que otro trabajador al que no le gusta su puesto de trabajo o está tan cansado de las presiones a las que es sometido, que opta por entorpecer el funcionamiento de la compañía y perjudicarla lo máximo posible. El resultado siempre es el mismo, el trabajador acaba siendo un parado más.

Sin embargo, las facilidades para dañar a la empresa han aumentado, en medios y casos, con el avance de la tecnología y el empleo de ordenadores para el tratamiento de información privada.

Ahora, un trabajador descontento puede hacer mucho daño, ya que no solo se trata de “molestar” como antes, sino que ahora han encontrado otro tipo de beneficios con la información privada que roban de sus clientes. Esta noticia publicada puede ser un claro ejemplo.

¿Qué podríamos hacer para solucionarlo? Una cámara escondida

Existen diferentes alternativas, algunas muy efectivas para monitorizar la actividad del empleado cuando se encuentra frente al ordenador, pero nosotros vamos más lejos, queremos conseguir que no lo llegue a hacer, ¿Y esto como se consigue? Detectando que se encuentra desmotivado y disgustado con lo que hace.

Contar con una cámara escondida permite observar el ambiente de trabajo y si los empleados sospechosos de bajo rendimiento se distraen con frecuencia o no. Este podría ser el medio por el cual obtendríamos pruebas necesarias como para intentar solucionar el problema antes de que pase a mayores, es decir, se robe información confidencial.


Copyright Camaras-Espias.com © 2016